Habitación adaptada para personas con movilidad reducida

Tener una habitación adaptada en casa es imprescindible cuando el usuario tiene dificultades de movimiento por tiempo indefinido. Esta adaptación puede ser integral en toda la casa según el grado de discapacidad o dependencia, pero en este artículo te voy a hablar de cómo mejorar una habitación adaptada para hacerla más accesible para personas mayores y discapacitadas.

Habitación adaptada en casa

Equipamiento geriátrico para tu dormitorio

Cualquier centro geriátrico de calidad está dotado de todos los accesorios y complementos necesarios para el cuidado profesional de personas con algún grado de dependencia. Los centros más avanzados, que habitualmente también son los más exclusivos, disponen de las últimas novedades en tecnología para equipamientos geriátricos.

Cuando se trata de familias con algún miembro dependiente atendido en su hogar, ven la necesidad de adaptar la habitación adaptada y el resto de su casa para acomodar lo máximo posible a su familiar. No solo se trata de acomodar al enfermo, sino también de “cuidar al cuidador”.

La mejor habitación adaptada para personas con necesidades de atención geriátrica es aquella que esté preparada para atender con eficacia al usuario. Podemos ir adaptando progresivamente el dormitorio a medida que las necesidades del dependiente lo requieran.

Cómo Adaptar una Habitación Geriátrica

Cómo Adaptar una Habitación Geriátrica

Muchos clientes, preocupados por darle el mayor confort a su ser querido, nos preguntan por las mejores camas geriátricas y ayudas técnicas. Para atender adecuadamente a nuestros clientes, primero es necesario comprobar el estado del anciano. El equipamiento necesario dependerá del grado de dependencia, teniendo en cuenta los siguientes factores:

  • Estado mental.
  • Nivel de movilidad

Consejos generales

En cualquier caso, hay ciertos aspectos comunes a revisar y aconsejables para todos los mayores y discapacitados:

  • Evitar suelos resbaladizos; en su caso, utilizar esterillas o alfombras antideslizantes.
  • Tener en la mesita de noche algún dispositivo de alarma con pulsador para avisar en caso de emergencia.
  • Eliminar cualquier obstáculo innecesario que pueda provocar algún tropiezo.

Equipamiento básico

Para una persona mayor o discapacitada con sus facultades mentales en buen estado y con la suficiente movilidad que le permita ser autónomo, el equipamiento básico en una habitación adaptada incluiría:

Generalmente los ancianos y discapacitados suelen pasar muchas horas en cama, sobre todo en aquellos casos con ausencia de movilidad total. Un equipo de descanso geriátrico, le aportará mejor descanso además de prevenir lesiones de escaras.

Adaptaciones para personas con movilidad reducida

Las personas que pueden valerse por sí mismas pero con cierta dificultad deben considerar un detalle importante en su sistema de descanso: el acceso a la cama debe ser lo más cómodo posible para permitir acostarse sin problemas. Antes de comprar tu cama sanitaria, déjate asesorar por tu tienda de ortopedia.

Ayudas técnicas adicionales

Sería conveniente añadir al dormitorio las siguientes ayudas técnicas para personas discapacitadas y con movilidad reducida:

  • Silla inodoro, que le permita hacer sus necesidades sin salir del dormitorio durante la noche.
  • Bastón y/o andador para facilitarle la movilidad en casa.
  • Trapecio incorporador para la cama geriátrica que le permita una cómoda incorporación.

Adaptaciones para personas con dependencia total

En casos donde la persona no tiene ninguna movilidad, además de lo anterior, se aconseja añadir lo siguiente:

4.9/5 - (10 votos)
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00
Tu Cesta