Cómo Levantar a una Persona Mayor

Levantar a una persona mayor puede ser un desafío tanto para cuidadores como para familiares. La seguridad, comodidad y dignidad de la persona mayor son fundamentales en este proceso. Cada situación requiere una técnica diferente, ya sea levantar a alguien de la cama, del suelo o de una silla. En este artículo, proporcionaremos guías detalladas para cada escenario, ayudando a asegurar que puedas mover a tus seres queridos de manera segura y eficiente, con o sin el uso de dispositivos especializados como grúas para personas mayores.

Cómo levantar a una persona mayor de la cama

Cómo Levantar a una Persona Mayor de la Cama
  1. Preparación:
    • Asegúrate de que el espacio alrededor de la cama esté libre de obstáculos.
    • Verifica que cualquier dispositivo de ayuda como grúas, asideros de cama o incorporadores estén correctamente instalados y al alcance.
  2. Asistencia con dispositivos de ayuda:
    • Grúas Ortopédicas:
      • Asegura el arnés alrededor de la persona, colocándolo de manera cómoda y segura alrededor del torso, debajo de los brazos y alrededor de las piernas.
      • Utiliza la grúa para levantar suavemente a la persona, asegurándote de que esté estable y cómoda durante todo el proceso.
    • Asideros de cama e incorporadores:
      • Instruye a la persona sobre cómo usar estos dispositivos para ayudarse a levantarse a una posición sentada, ofreciendo apoyo con tu mano en la parte baja de su espalda para estabilizar.
  3. Levantamiento manual:
    • Para personas con alguna capacidad de movilidad:
      • Ayuda a la persona a moverse al borde de la cama y a sentarse, colocando tus manos en su espalda baja y bajo los muslos para brindar soporte al inclinarla hacia adelante.
      • Anima a la persona a usar sus manos y la fuerza de sus brazos para apoyarse en los bordes de la cama mientras se levanta.
      • Colabora con la persona para que se ponga de pie, asegurando tus manos en sus costados o cintura, utilizando técnicas seguras de levantamiento para estabilizar su movimiento.
    • Para personas sin capacidad de movilidad:
      • Coloca almohadas o cojines para asegurar una transición suave y segura antes de cualquier intento de movimiento.
      • Dos cuidadores deben colaborar en el levantamiento: uno debería soportar la parte superior del cuerpo colocando los brazos bajo los hombros y las axilas, y el otro la parte inferior, sosteniendo cuidadosamente las piernas por debajo de las rodillas.
      • Levanta a la persona de manera coordinada y suave, manteniendo una comunicación constante para asegurar su comodidad y seguridad durante todo el proceso.

Cómo levantar a una persona mayor del suelo

Cómo levantar a una persona mayor del suelo

Levantar a una persona mayor del suelo es un proceso que requiere precaución y técnica adecuada para asegurar la seguridad tanto del cuidador como de la persona mayor. Aquí te proporciono una guía paso a paso:

  1. Evaluación:
    • Asegúrate de evaluar si la persona ha sufrido lesiones antes de intentar levantarla. Si existe alguna duda sobre su condición física, es mejor esperar ayuda profesional para evitar agravar posibles lesiones.
  2. Preparación:
    • Despeja el área de cualquier objeto que pueda obstaculizar el levantamiento o causar tropiezos, asegurando un espacio seguro para trabajar.
  3. Levantamiento con ayuda de dispositivos:
    • Grúas: Si la persona no puede asistir en el levantamiento, emplea una grúa. Asegúrate de que el arnés esté colocado correctamente alrededor del torso y bajo las piernas, proporcionando un soporte completo y cómodo.
    • Para personas con alguna capacidad de movilidad: Ayúdalas a adoptar una posición de gateo primero y luego a una posición arrodillada, usando muebles estables o asideros como apoyo para gradualmente llegar a una posición de pie.
  4. Levantamiento manual:
    • Posicionamiento inicial:
      • Acércate a la persona y colócate en una rodilla al lado de ella para ofrecer estabilidad y mantener un bajo centro de gravedad.
    • Proporcionar apoyo:
      • Ofrece tus manos o brazos a la persona para que se agarre mientras intenta incorporarse. Si es necesario, utiliza una mano para soportar su espalda y la otra para asistir en levantar sus piernas.
    • Ayuda en el levantamiento:
      • Ayuda a la persona a moverse a una posición arrodillada utilizando tus manos colocadas estratégicamente, una bajo sus hombros (para soportar el torso) y otra bajo las rodillas (para elevar las piernas).
      • Desde la posición arrodillada, asiste a la persona a ponerse de pie. Usa tu pierna que está flexionada para levantarte y ayudar a elevar a la persona de manera controlada y segura.
  5. Transición a una posición segura:
    • Una vez que la persona esté de pie, continúa ofreciendo apoyo hasta que esté estable y segura. Asegúrate de que se sienta cómoda y equilibrada antes de dejarla sin asistencia.

Este método detallado para levantar a una persona mayor del suelo te ayudará a realizar la tarea de manera segura y efectiva, minimizando el riesgo de lesiones para ambos y asegurando el bienestar de la persona mayor.

Cómo levantar a una persona mayor de la silla

Cómo Levantar a una Persona Mayor de la Silla

Levantar a una persona mayor de una silla requiere atención especial para evitar presión excesiva sobre sus extremidades y asegurar un soporte adecuado. Aquí están los pasos a seguir:

  1. Preparación:
    • Asegúrate de que todas las ruedas (si es una silla de ruedas) estén bloqueadas para evitar movimientos indeseados.
    • Comunica claramente tus intenciones y los pasos que seguirás con la persona mayor para mantenerla informada y calmada.
  2. Levantamiento con ayuda de dispositivos:
    • Grúas: Para personas completamente inmóviles, el uso de una grúa es la opción más segura. Asegura el arnés de manera que la persona se sienta cómoda y segura antes de proceder al levantamiento.
    • Para personas con alguna capacidad de movilidad: Anima a la persona a usar sus brazos para apoyarse en los reposabrazos de la silla y colaborar en el levantamiento.
  3. Levantamiento manual:
    • Posicionamiento adecuado: Colócate frente a la persona para poder proporcionar el máximo apoyo. Si la silla tiene reposabrazos, instruye a la persona a usarlos para ayudar en el proceso de levantamiento.
    • Técnica de levantamiento seguro:
      • Pídele a la persona que se incline hacia adelante desde la cintura, lo cual traslada parte de su peso hacia adelante y facilita el levantamiento.
      • Coloca tus manos en los laterales de su torso o debajo de sus brazos. Esto ofrece soporte sin ejercer presión sobre áreas sensibles o causar incomodidad.
      • Utiliza tu cuerpo como palanca mientras mantienes una postura segura, levantando desde tus piernas en lugar de tu espalda para evitar lesiones. Asegúrate de hacer movimientos suaves y controlados para mantener el equilibrio tanto tuyo como de la persona mayor.
    • Asistencia continua: Una vez que la persona esté de pie, mantén un soporte hasta que esté claro que puede sostenerse por sí misma o hasta que se realice el traslado a otro asiento o a la cama.

Este método proporciona una manera segura y efectiva para levantar a una persona mayor de una silla, teniendo en cuenta tanto a aquellos que pueden participar activamente en el proceso como a los que requieren asistencia completa. Siempre es crucial ajustar el enfoque según las capacidades y la salud específica de la persona mayor para garantizar su comodidad y seguridad.

Conclusión

Levantar a una persona mayor requiere técnica y precaución. Utilizar los equipos adecuados, como grúas para pacientes, arnes grúa ancianos y camas articuladas elevables, puede facilitar enormemente este proceso y asegurar la seguridad de todos los involucrados. Recuerda, la clave es proceder con paciencia y cuidado, asegurando que la experiencia sea segura y confortable para la persona mayor.

5/5 - (2 votos)
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00
Tu Cesta